¿Para qué sirve la historia de empresa?

¿Para qué sirve la historia de empresa?

¿Qué relación hay entre la historia y la empresa? Hace unos días recibí un mensaje directo en Twitter en el que se me invitaba a realizar una entrevista sobre mi trabajo vía Skype. Me pareció interesante que una persona del ámbito de la orientación laboral y los Recursos Humanos tuviera interés en conocer la labor que estaba realizando. Las preguntas que me formularía se centrarían, a grandes rasgos, en explicar en qué consiste mi trabajo y para qué sirve.

La entrevista no puedo llevarse a cabo por problemas técnicos, no conseguimos pasar de la primera pregunta, pero me dio pie a la reflexión y al deseo de compartir mi experiencia profesional en un post. Gracias Jaime por haber pensado en mí!

¿Qué relación hay entre la historia y la empresa?

Detrás de toda empresa hay una historia.

Cuando una persona se enfrenta a un proceso de selección se dice que tiene que llevar los “deberes hechos”, demostrar interés por la empresa en la que le gustaría trabajar. Para ello hay que conocer cuál es la historia de la empresa, su cultura como organización. Las grandes empresas siempre tienen esa página a punto en su web como parte de la comunicación corporativa, saben que su historia es un valor.

La historia de empresa explica el desarrollo de una empresa a lo largo del tiempo.  En la investigación de la historia de una empresa intervienen diferentes materias como economía, sociedad, cultura, antropología… Todas se entrelazan y conforman la historia de la empresa, una historia que va evolucionando en el tiempo.

Conocer la historia de empresa significa conocer la identidad y los valores de tu compañía.

¿Cómo poner en valor la historia de una empresa?

El primer paso para poner en valor la historia de la empresa es acudir a las fuentes. Adentrarse en el archivo de la empresa. Gracias al estudio de las fuentes primarias (documentos, textos, objetos, fotos…) generados por la propia empresa, así como al estudio de fuentes secundarias y la memoria oral se puede obtener una buena radiografía de cuál ha sido la trayectoria de la empresa.

Hay que tener en cuenta que no siempre una empresa es consciente de toda la documentación que ha generado a lo largo de su historia. Ni de su significado. El paso de diferentes generaciones, acontecimientos históricos, cambios en la ubicación de la empresa… pueden producir pérdidas de información. Una buena gestión del archivo de la compañía es necesaria para difundir un patrimonio histórico, cultural y documental único.

La investigación documental sobre los orígenes, desarrollo y evolución de una compañía permite conocer qué aporta una empresa a la economía de un país y a su sector de referencia, cómo ha resuelto las situaciones difíciles que se han producido a lo largo de su historia, cuáles han sido sus éxitos, su trayectoria, y, en definitiva, los valores que hacen de una compañía una organización única, capaz de mantener la confianza del consumidor.

 ¿Qué beneficios aporta la historia de empresa?

  1. Genera confianza en el consumidor. Una empresa capaz de mantenerse en el mercado durante décadas, que evoluciona, se adapta a los cambios sociales y detecta las necesidades del consumidor, es una compañía que genera confianza.
  2. Incrementa la cultura corporativa. Es básico conocer quiénes somos, qué nos define, cuál es nuestra filosofía de empresa, nuestros valores, qué nos diferencia del resto de empresas y comunicarlo.
  3. Es un importante activo para la toma de decisiones estratégicas. Tener una visión en perspectiva de cuál ha sido el camino recorrido, los éxitos, los fracasos, es una información que se puede extraer conociendo la historia de la compañía.
  4. Prestigio. Son pocas las compañías que pueden presumir de una larga trayectoria empresarial.  Codorníu es un buen ejemplo. Considerada la empresa familiar más antigua de España (sus orígenes se remontan a 1551) con sus cinco siglos de historia vitivinícola. También, en el grupo de las empresas más antiguas figuran la papeleras J. Vilaseca (1714), Miquel Costas y Miquel (1725), Gomá y Camps (1758) y la vitivinícola Osborne (1772). Más amplio es el círculo de las empresas centenarias, muchas de ellas, empresas familiares: Damm, Freixenet, Torres, Vichy Catalán, Borges, Lacasa, Simón Coll, Gullón, Ybarra, Puig, Lotusse, entre otras.

En el momento actual, en el que los cambios profundos que se suceden a una velocidad vertiginosa están afectando los cimientos de numerosas empresas, conocer la historia de tu compañía no va a resolver todos tus problemas, pero te aportará información fundamental para poder tomar decisiones. A veces, es necesario volver al origen, revisar lo que se ha hecho, tomar distancia y coger un nuevo impulso.

Si se estudian las claves para saber por qué unas empresas perduran en el tiempo veremos que son compañías con una cultura y valores que se adaptan a las circunstancias, aunque se produzcan cambios en las personas que dirijan la empresa.

¿Cómo trabajo la historia de empresa?

Sumergirse en la documentación es una de las características del trabajo que realizo. Buscar, seleccionar, clasificar, contextualizar, datar, valorar documentos. También es necesaria la escucha activa cuando realizo entrevistas para recuperar la memoria oral de la empresa.

Una vez se ha realizado el proceso de búsqueda de información y de investigación (si es necesario), se llega a las fases de análisis, redacción y finalmente, la comunicación. El aniversario de una compañía puede ser el punto de partida para conocer en profundidad la historia de la empresa y difundirla. Tanto si se piensa en publicar un libro conmemorativo como en el entorno digital disponer de los contenidos adecuados para cada medio es fundamental para presentar la historia de la compañía.

Balneario en construcción

Obras de construcción del Balneario Vichy Catalán (1901). Ejemplo de documentación encontrada en un archivo, que era totalmente desconocida para la empresa.

Os dejo el enlace a la web de Leica para que veáis cómo la empresa, mundialmente conocida por desarrollar la primera cámara compacta de 35mm, celebra en 2014 Los 100 años de la primera cámara Leica

Entradas relacionadas

By | 2017-10-18T20:04:27+00:00 octubre 8th, 2014|Historia de Empresa|2 Comments

About the Author:

Soy licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Barcelona. En 1990 inicio mi trayectoria profesional en el sector de la difusión cultural y del patrimonio. Interesada en la historia de empresa combino los estudios de documentación histórica con trabajos de consultoría. He trabajado para Letona-Cacaolat, RACC, Grupo Vichy Catalán. Formé parte de la investigación documental para la publicación Parc Zoològic de Barcelona, cent anys d’història (Edicions 62, Barcelona 1992). Soy coautora de los libros: Font de salut: Història del Vichy Catalán, (Edicions 62, Barcelona 1997); Font d’Or, el agua por naturaleza, (editorial Columna, Barcelona 2000) y Malavella, el agua original, (Viena edicions, Barcelona 2004). Autora de Vichy Catalán 125 años de historia (Viena edicions, Barcelona 2009). Colaboro con el Centre d’Estudis de L’Hospitalet de Llobregat (CELH) en estudios de historia local. Comisaria de la exposición “La INDO de l’Hospitalet: memòria gràfica d’una empresa” una selección de 36 imágenes históricas de la empresa de óptica INDO, que se ha podido visitar en el Centre Cultural Santa Eulàlia de l’Hospitalet, del 12 al 24 de noviembre de 2015, y en la Biblioteca Tecla Sala del 2 de febrero al 24 de marzo de 2016. En 2016 he realizado la investigación histórica de Ernesto Ventós S.A. con la publicación del libro conmemorativo de su centenario. En 2017 he publicado el libro conmemorativo del 50 aniversario de la empresa SANJO y el artículo “La indústria òptica més gran d’Espanya era a l’Hospitalet: història de l’empresa INDO (1943-2007)” en el Quaderns d’Estudi núm 31 del Centre d’Estudis de l’Hospitalet.

2 Comments

  1. Isabel Lerin 10 octubre, 2014 at 13:49 - Reply

    Magnifico y minucioso trabajo que nos permite percibir un intangible (sabes cuan aficionada soy a ellos): el enorme esfuerzo y mimo que dedicas a cada post.
    Me consta que tú eres así. Que te entregas con detalle, perfeccionismo y escrupulosa responsabilidad a tu trabajo.
    Pensaba que siendo la historia de una empresa un elemento prestigiador, no es preciso llegar a los 100 años para contratar a una profesional como tú. Hay historias cortas y a la vez intensas, imaginativas, innovadoras, curiosas que puestas en tus manos, añadirían un plus a una hipotética entidad.
    ¡¡ Buen trabajo !! Como siempre.

    • Natalia Piernas Gallego 10 octubre, 2014 at 18:12 - Reply

      Hola Isabel,
      Agradezco mucho tus palabras!! Me motivan a seguir trabajando dando lo mejor de mí.
      Tienes razón en que no hace falta cumplir 100 años para hacer una historia de empresa. Detrás de cada compañía, entidad, institución, agrupación… hay siempre una historia por conocer y difundir. Su estudio es enriquecedor para la sociedad de la que forma parte.
      Un abrazo!

Leave A Comment