Redescubriendo el valor del mosaico hidráulico

Redescubriendo el valor del mosaico hidráulico

Estamos tan acostumbrados a pisar que pocas veces somos conscientes de qué tipo de suelo se encuentra bajo nuestros pies y no le damos la importancia que merece. La exposición Catifes de Ciment. El món de la rajola hidráulica (Alfombras de cemento. El mundo de la baldosa hidráulica)  nos propone redescubrir el valor del mosaico hidráulico, destacando aquellos elementos que forman parte de su historia.

Organizada por la Oficina de Patrimoni Cultural del Àrea de Presidència de la Diputació de Bar­celona, el Ayuntamiento de Sitges y el Consorci del Patrimoni de Sitges, la muestra se ha llevado a cabo  gracias a los préstamos de la colección particular de Jordi Griset y de otros fondos procedentes de instituciones públicas y privadas, así como de diversas empresas.

La muestra se centra en las últimas décadas del siglo XIX y principios del XX, época que coincide con el desarrollo del movimiento modernista. Las artes aplicadas gozarán de gran protagonismo en este movimiento cultural y el mosaico hidráulico adquiere su máximo esplendor, utilizado como pavimento en los edificios por su belleza, duración y calidad.

Desde finales del siglo XIX diferentes corrientes artísticas proponían la incorporación del arte en el objeto de producción seriada. Las baldosas hidráulicas son una obra de arte en sí mismas. Con una propuesta estética, un diseño, realizado por algunos de los artistas más destacados del modernismo: Alexandre de Riquer, Lluís Domènch i Montaner, Josep Puig i Cadafalch, Josep Pascó …

Un mosaico hidráulico es una baldosa decorativa de cemento pigmentado, de uso interior y exterior. Inventado en el sur de Francia a mediados del siglo XIX. Su fabricación se realiza pieza a pieza en un proceso que combina la actividad artesanal con la mecanizada.

Catifes de Ciment, cuya visita os recomiendo, está recorriendo la geografía catalana con un amplio calendario por delante. He podido disfrutar de la exposición en dos de sus emplazamientos:

La Biblioteca de Can Manyer, de Vilassar de Dalt. El edificio, una antigua fábrica textil del siglo XIX, es un ejemplo de rehabilitación del patrimonia industrial. En su interior destacan los amplios espacios, las columnas de hierro colado y muy especialmente, en la primera planta, el pavimento realizado con mosaicos hidráulicos de rechazo con baldosas procedentes de diferentes fabricantes. La exposición y el pavimento hidráulico de la Biblioteca forman un todo.

 

natalia piernas historia de empresa catifes de ciment mosaicos modernistas

Mosaicos hidráulicos modernistas. Los dibujos representan formas geométricas, florales o vegetales.

 

natalia piernas historia de empresa catifes de ciment mosaicos art deco

Mosaicos hidráulicos art-déco

 

natalia piernas historia de empresa catifes de ciment can Manyer

La empresa Escofet ha sido una de las compañías más importantes dedicada a la fabricación de “pavimentos artísticos de mosaicos hidráulicos”.

 

El Museu de Can Tinturé, en Esplugues de Llobregat, destaca por su importante colección de azulejo seriado catalán recuperado gracias a la labor de Salvador Miquel, pionero en el interés por la conservación y difusión de los azulejos.

El edificio histórico del museo (1898), obra del arquitecto Claudi Duran i Ventosa, conserva el pavimento hidráulico de la época, lo que permite visitar la exposición y contemplar-pisar estas alfombras de cemento en su ubicación original.

 

natalia piernas historia de empresa catifes de ciment museu Can Tinturé

Una de las salas del Museu de Can Tinturé, que conserva el pavimento hidráulico original.

 

Catifes de ciment fábrica mosaicos hidráulicos

Anuncio de la fábrica de mosaicos hidráulicos La Progresiva, de Bilbao.

 

Actualmente, se ha recuperado el interés por el pavimento hidráulico como elemento arquitectónico y decorativo y hay empresas que continúan fabricándolo.

Paseando por el barrio de la Barceloneta descubrí una pequeña tienda que llamaba la atención por tener en el alféizar de la ventana mosaicos hidráulicos. La tienda vendía elementos de reciclado, entre ellos, las baldosas hidráulicas que amontonadas en el suelo ofrecían el típico aspecto de material de obra, mientras que colocadas convenientemente en la ventana se transformaban en un magnífico reclamo turístico. De hecho, los turistas compran estas baldosas, de 20x20cm y de un kilo de peso, como recuerdo de su estancia en nuestra ciudad.

 

natalia piernas historia de empresa mosaico hidráulico

 

Para finalizar, os dejo este vídeo sobre la colección de baldosas modernistas del MUHBA (Museu d’Història de Barcelona), y una recomendación: L’art del mosaic hidràulic a Catalunya, de Jordi Griset, publicado por Viena Edicions.

Espero que os guste!

 

 

By | 2017-10-18T20:04:20+00:00 abril 1st, 2016|Patrimonio industrial|0 Comments

About the Author:

Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Barcelona y dedicada desde 1990 al sector de la difusión cultural y del patrimonio. Especializada en Historia de Empresa, mi trayectoria profesional combina los trabajos de investigación histórica como la consultoría. He trabajado para Letona-Cacaolat, RACC, Grupo Vichy Catalán, Ernesto Ventós S.A. Formé parte de la investigación documental para la publicación Parc Zoològic de Barcelona, cent anys d’història (Edicions 62, Barcelona 1992). Soy coautora de los libros: Font de salut: Història del Vichy Catalán, (Edicions 62, Barcelona 1997); Font d’Or, el agua por naturaleza, (editorial Columna, Barcelona 2000) y Malavella, el agua original, (Viena edicions, Barcelona 2004). Autora de Vichy Catalán 125 años de historia (Viena edicions, Barcelona 2009). Colaboro con el Centre d’Estudis de L’Hospitalet de Llobregat (CELH) en estudios de historia local. Comisaria de la exposición “La INDO de l’Hospitalet: memòria gràfica d’una empresa” presentada en el Centre Cultural Santa Eulàlia de l’Hospitalet, del 12 al 24 de noviembre de 2015, y en la Biblioteca Tecla Sala del 2 de febrero al 24 de marzo de 2016.

Leave A Comment