De la publicidad histórica a la estética vintage

De la publicidad histórica a la estética vintage

En las últimas décadas del siglo XIX y principios del XX la publicidad de productos farmacéuticos, galletas, lácteos, chocolates, cafés, tabacos, vinos, cervezas, cavas, licores, bebidas carbónicas, perfumería, jabones, productos de limpieza, juguetes y un largo etcétera, se incorporaba a la sociedad a través de los carteles y se insertaba en los diarios y las revistas, como principales medios de difusión.

En este periodo se crea la imagen de marca de algunas de las firmas comerciales que han llegado hasta nuestros días. Las empresas, con el paso de los años, han recuperado la publicidad histórica, poniéndose de moda un estilo que se conoce con el sugerente término de vintage.

La palabra vintage no está registrada todavía en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE). Se utilitza especialmente asociada a los ámbitos de la moda, el diseño, la publicidad, la decoración… para referirse a épocas pasadas.

No sé si os habéis fijado, pero muchas de las marcas y empresas que conocéis de “toda la vida” ahora muestran su publicidad vintage, justo la publicidad que recordamos de cuando éramos pequeños. Ya sea porque ensalza los valores originales de la empresa, porque hace referencia a marcas capaces de perdurar en el tiempo, por su calidad estética, por la nostalgia de épocas pasadas, se está recuperando la publicidad histórica de la empresa, se editan los objetos de colección y lo vintage está de moda.

Sin duda, la nostalgia vende. Las imágenes de una empresa entroncan directamente con nuestros recuerdos y percepciones asociados a esa marca. Por eso tienen tanto éxito. La pátina del tiempo realza aún más lo que hace décadas era nuestra cotidianeidad, recordando la parte positiva, convirtiéndolo en toda una experiencia, una experiencia compartida.

En marzo de 2013 el diario El Periódico lanzaba una promoción de bolsas vintages recuperando viejos iconos de la publicidad para decorar sus bolsas de colección. Marcas como Danone, Freixenet, Nescafé, Juanola, Moritz, Martini, Cacaolat, Volkswagen, Vichy Catalán mostraban anuncios históricos que todos recordamos.

Si hacemos una búsqueda en la red social Pinterest, que permite guardar y clasificar por categorías, imágenes en diferentes tableros, de las palabras vintage advertising, o vintage advertising poster encontraremos gran cantidad de imágenes, publicidad histórica de marcas de todo el mundo.

¿Por qué valoramos especialmente la publicidad de ese periodo? Por su calidad artística. A finales del siglo XIX y primeras décadas del XX, el desarrollo de las marcas comerciales y de la publicidad van a ir de la mano. Las empresas encargan a los mejores dibujantes, ilustradores, caricaturistas, pintores, en definitiva, a los artistas del momento, la publicidad de su marca. Figuras de la talla de Apeles Mestres, Alexandre de Riquer, Ramón Casas, Miquel Utrillo, Josep Triadó, Ricard Opisso, Joan G. Junceda realizarían anuncios para las firmas comerciales.

Mosaicos Escofet dibujo Alexandre de Riquer

Cartel publicitario para la empresa Escofet Tejera y Cia realizado por Alexandre de Riquer en 1900. La figura femenina y la decoración vegetal eran elementos habituales en la estética modernista.

Los concursos de carteles publicitarios organizados por las firmas comerciales se convirtieron en un gran oportunidad tanto para los industriales, que desarrollaron la imagen de marca de su empresa de manos de los mejores artistas, como para los creadores, ya que la dotación económica de los premios era considerablemente importante. Arte y publicidad se dieron la mano en los concursos de Anís del Mono, Chocolates Amatller, Codorníu, Perfumería Gal y Cigarrillos París, entre otros.

Alexandre de Riquer y Ramón Casas fueron los impulsores del cartelismo en Cataluña. Entre sus numerosas obras destaca la participación en los concursos de carteles . Casas gana el primer premio en el concurso para la empresa de Vicente Bosch, Anís del Mono, en 1898 (el segundo fue para Alexandre de Riquer) ; obtiene el segundo premio en el concurso convocado por el empresario Manuel Raventós, para Codorníu, en 1898. Y el tercer premio en el segundo concurso de Cigarrillos Paris, organizado por el industrial Manuel Maladriga en 1901.

Publicidad exterior Casas Anís del Mono

Cerámica publicitaria de Anís del Mono, cartel comercial de Ramón Casas ganador del Concurso.

Os dejo algunos ejemplos que podemos encontrar hoy de la publicidad histórica de las empresas y el gusto por la estética vintage. Espero que os gusten!

Codorníu cartel CasasEl cartel de Ramón Casas de 1898, con la figura de Lola Plumet, sigue siendo un extraordinario reclamo publicitario con su estética modernista. Esta imagen corresponde al pack de 3 botellas de cava que puedes encontrar a la venta en la tienda de Codorníu. Me gusta tanto el cartel modernista que he sido incapaz de llevar el cartón al reciclaje.

Freixenet publicidad niño botellaSi nos damos un paseo por las cavas Freixenet (Sant Sadurní d’Anoia) veremos la imagen que los hizo muldiamente conocidos, el cartel anónimo del niño vestido de rojo con la botella de cava bajo el brazo. Icono de la marca, este panel cerámico se encuentra, todavía hoy, formando parte de la publicidad exterior en las paredes de numerosos ciudades de Cataluña.

publicidad chocolates AmatllerChocolates Amatller, empresa fundada en Barcelona en 1767. Su publicidad en los carteles y cromos llevaba las firmas de artistas como Pellicer, Alexandre de Riquer o Penagos. La empresa como tal, ya no existe, pero la marca fue comprada por los también chocolateros, Simón Coll, que han dado un nuevo impulso a las imágenes creadas por Alphonse Mucha o Rafael de Penagos.

Maja Myrurgia vintageMyrurgia, fundada en 1916,  fue una de las grandes empresas firmas de perfumería y cosmética que cuidó hasta el mínimo detalle su imagen de marca, tanto en la publicidad como en el diseño de sus envases. Su imagen de la Maja sigue siendo todo un icono. El cartel de la línea de jabones y perfumes “La Maja” fue realizado por el dibujante y pintor Eduard Jener que se inspiró en la bailarina Carmen Tórtola Valencia, musa de artistas y poetas.

 

Entradas relacionadas

1 de diciembre, 2014: Myrurgia: perfumería hecha arte

 

By | 2017-10-18T20:04:24+00:00 mayo 29th, 2015|Historia de Empresa|2 Comments

About the Author:

Soy licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Barcelona. En 1990 inicio mi trayectoria profesional en el sector de la difusión cultural y del patrimonio. Interesada en la historia de empresa combino los estudios de documentación histórica con trabajos de consultoría. He trabajado para Letona-Cacaolat, RACC, Grupo Vichy Catalán. Formé parte de la investigación documental para la publicación Parc Zoològic de Barcelona, cent anys d’història (Edicions 62, Barcelona 1992). Soy coautora de los libros: Font de salut: Història del Vichy Catalán, (Edicions 62, Barcelona 1997); Font d’Or, el agua por naturaleza, (editorial Columna, Barcelona 2000) y Malavella, el agua original, (Viena edicions, Barcelona 2004). Autora de Vichy Catalán 125 años de historia (Viena edicions, Barcelona 2009). Colaboro con el Centre d’Estudis de L’Hospitalet de Llobregat (CELH) en estudios de historia local. Comisaria de la exposición “La INDO de l’Hospitalet: memòria gràfica d’una empresa” una selección de 36 imágenes históricas de la empresa de óptica INDO, que se ha podido visitar en el Centre Cultural Santa Eulàlia de l’Hospitalet, del 12 al 24 de noviembre de 2015, y en la Biblioteca Tecla Sala del 2 de febrero al 24 de marzo de 2016. En 2016 he realizado la investigación histórica de Ernesto Ventós S.A. con la publicación del libro conmemorativo de su centenario. En 2017 he publicado el libro conmemorativo del 50 aniversario de la empresa SANJO y el artículo “La indústria òptica més gran d’Espanya era a l’Hospitalet: història de l’empresa INDO (1943-2007)” en el Quaderns d’Estudi núm 31 del Centre d’Estudis de l’Hospitalet.

2 Comments

  1. Isabel Lerin 2 junio, 2015 at 14:27 - Reply

    Ver esos carteles que me resultan tan familiares me conecta con mi infancia. Eran tiempos grises y los carteles aportaban color. Recuerdo el aroma del jabón “de la Maja” que decía mi abuela. No lo usaba, lo guardaba como algo muy preciado en el interior del armario, entre las sábanas. También recuerdo el gel de baño Moussel. Fue el primero que conocí. Con ese sí que de niña me gustaba lavarme las manos para acercármelas a la nariz después. Cerraba los ojos…mmmm y olía.¡¡ Qué placer !!
    Ahora, que soy un poco más mayor, lo he vuelto a usar.
    Estos carteles son un festín para mis sentidos. Viéndolos puedo recordar el olor, sabor, texturas, la música asociada a la publicidad. Como te digo, eran la nota de color y también arte cercano y popular.

    • Natalia Piernas Gallego 2 junio, 2015 at 15:23 - Reply

      Hola Isabel,
      Gracias por compartir tus recuerdos asociados a los colores y los aromas de tu infancia. Estoy segura de que son recuerdos compartidos por toda una generación.
      Un abrazo.

Leave A Comment